Pequeño dossier de la Luftwaffe 303 Squadron: Conoce al adversario

La operación León marino, en la que fuerzas alemanas invadirían Inglaterra, necesitaba antes acabar con la superioridad aérea británica sobre la isla. Aunque la viabilidad de dicha invasión es objeto de crítica en la actualidad, en 1940 se encomendó a la Luftwaffe la tarea de comenzar las operaciones de bombardeo contra defensas costeras, aeródromos militares e  instalaciones de radar.

En palabras de Winston Churchill, “nunca tantos le debieron tanto a tan pocos”, como a los pilotos de la RAF durante la Batalla de Inglaterra.

Estos son algunos de los oponentes alemanes con los que te batirás sobre el mapa de Inglaterra y el Canal de la Mancha en 303 Squadron, a los mandos de tu Hawker Hurricane.

Messerschmitt Bf 109

El Bf 109 fue la columna vertebral de la fuerza de cazas de la Luftwaffe durante la Segunda Guerra Mundial. Uno de los mejores cazas de su clase en aquel momento, aunque durante la Batalla de Inglaterra mostrarán un defecto importante: su falta de autonomía les dejaba solo unos 20 minutos de margen sobre suelo inglés para poder regresar a sus bases.

Cuando los pilotos ingleses se percatan de la situación, la aprovechan a su favor, distrayendo a los cazas y “jugando” con los ellos  para apartarlos de los bombarderos a los que escoltan los alemanes, hasta que se ven obligados a abandonarlos a su suerte por falta de combustible.

Bf-109

Messerschmitt Bf 110

Se trata de un caza pesado bimotor, denominado “el destructor”, que sirvió con considerable éxito en Polonia, Francia y Noruega, pero fue claramente superado por los cazas de la RAF en los combates aéreos por su falta de maniobrabilidad. Aun así, su gran potencia de fuego lo convertía en un adversario peligroso y posteriormente se convertiría en caza nocturno y también como cazabombardero.

Heinkel He 111

Fue el principal bombardero medio alemán durante la primera fase de la Segunda Guerra Mundial. Probablemente el bombardero de la Luftwaffe más icónico durante la Batalla de Inglaterra, con su morro acristalado en sus versiones más modernas.

Un bombardero robusto que, pese a su poca capacidad defensiva y baja velocidad, era capaz de resistir un daño considerable y aun así, mantenerse en vuelo.

En próximas entradas hablaremos sobre los pilotos de estas máquinas que hicieron historia sobre los cielos de Inglaterra, durante sus horas más oscuras.

Prepara tu equipo, piloto, ¡la Batalla de Inglaterra está a punto de comenzar!

Puedes apoyarnos en Verkami.

Compartir

No hay comentarios

Escribe el primer comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.