I Guerra Púnica 1. Batalla de los llanos del Bagradas También llamada batalla de Túnez sucedió en el año 255 a.C. durante la Primera Guerra Púnica y donde vencieron los cartagineses. Cartago seguía...

I Guerra Púnica

1. Batalla de los llanos del Bagradas

También llamada batalla de Túnez sucedió en el año 255 a.C. durante la Primera Guerra Púnica y donde vencieron los cartaginesesCartago seguía siendo una potencia naval donde no tenía rival, pero todo cambiaba con sus ejércitos en tierra, con soldados poco disciplinados en comparación con los romanos. Sin embargo los cartagineses fueron derrotados en la batalla de Ecnomo en Sicilia en el año 256 a.C. donde perdieron gran parte de su flota (según Polibio 350 barcos y más de 150.000 hombres) en lo que fue la mayor batalla naval del mundo antiguo.

A raíz de esto el cónsul Marco Atilio Régulodesembarcó en África cerca de Cartago con un ejército consultar (aproximadamente 2 legiones y tropas auxiliares).

El romano conseguiría varias victorias contra los cartagineses y se dispuso para el ataque final. Los cartagineses contrataron a un general espartano veterano, Jantipo, que aprovechó los grandes recursos de Cartago, organizando sus ejércitos y entrenándolos en tácticas de falange.

Finalmente se enfrentaron en las llanuras del río Bagradas, más de 35.000 hombres y donde se deciría la caída de Cartago, dado que ya nos les quedaban más ejércitos. Los cartagineses tenían 100 elefantes de guerra en primera línea, mientras que Régulo situó a sus manípulos en formación más estrecha pero muy profunda, esperando poder rechazar la carga. Desgraciadamente para él contaba con poca caballería, en parte porque había naufragado anteriormente en el desembargo al llegar a África.

Mapa obtenido de la web Anabasis Historica.

La carga de los elefantes cartagineses debió ser devastadora, causando muchas bajas y la desorganización de las formaciones romanas, mientras que a su vez la caballería romana no pudo hacer nada contra la púnica debido a su enorme inferioridad numérica. En el flanco izquierdo romano las cosas pintaban mejor para Régulo, dado que consiguen rechazar a los mercenarios griegos ocasionándoles graves bajas. Finalmente el ejército cartaginés rodeó al romano, de forma similar a la batalla de Cannae muchos años después, siendo prácticamente todos aniquilados.

Esta contundente victoria de los cartagineses fue un grave revés para los romanos, que tuvieron que volver a luchar en tierras sicilianas.

Disposición de las tropas:

Cartagineses: 4.000 de caballería (la mitad probablemente númidas), 12.000 infantes y 100 elefantes. Como se puede ver la proporción de caballería es enorme. En la batalla los púnicos deberán elegir sus unidades de forma que la tercera parte sean caballería y elefantes, y el resto infantería. De la caballería podrán elegir unidades mercenarias de caballería númida. Se recomienda situar a los elefantes delante preparados para la primera carga. En el ala derecha a sus infantería pesada, falanges y batallón sagrado.

Romanos: los romanos contaban con Equites, pero poca cantidad, unos 500 jinetes, y 15.000 infantes. Los romanos sólo podrán seleccionar una décima parte de sus unidades como caballería, y no podrán tener mercenarios. El general romano formó sus unidades en profundidad, pero el jugador tiene la libertad de defenderse con otra estrategia. Si se desea podrá utilizar infantes libios que en el juego forman parte del ejército cartaginés, pero que en esta batalla los romanos utilizaron como mercenarios.

El turno lo comenzará el cartaginés.

 

2. La Batalla del monte Ercte

(Escenario propuesto por Strategos del foro de La Armada)

Esta batalla ocurrió durante los enfrentamientos de la I Guerra Púnica entre romanos y cartagineses en lo que es la actual Trapani entre Palermo y Drépano. Palermo fue conquistada anteriormente por Roma pero sufrió una importante derrota en la batalla naval de Drépano, además de un naufragio de su gran flota.

Finalmente, Lucio Junio Pulo, de vuelta de la costa sur de Sicilia, decidió atacar a los cartagineses y ocupó el Monte Erice, tomando también el templo de Afrodita Ericina, en la cumbre. Amílcar Barca (padre del conocido Aníbal) fue el responsable de la defensa de las tierras en Sicilia. Decidió ocupar el monte Ercte para realizar ataques de guerrillas y acosar a los romanos, y así estuvo operando durante tres años.

Por último, decidió ir al monte Erice y atacar a la guarnición romana y ocupar la ciudad.

Planteamiento de la batalla

Los cartagineses disponen de una tropa muy profesional pero inferior en número, y tiene que atacar a los romanos y vencerlos matando a su general en 6 turnos. El romano recibirá cada turno una unidad de refuerzo, por lo tanto cuanto más tarde más dificultad tendrá en conseguir el objetivo.

OBJETIVO CARTAGINES: matar al general romano, que sobreviva Amílcar y destruir o hacer huir al menos a 500 puntos de tropas enemigas. Amílcar se considera que tiene la misma habilidad que Aníbal, 8 de liderazgo y 3 de radio de influencia.

OBJETIVO ROMANO: resistir el ataque y evitar los objetivos púnicos. No se esperan el ataque de Amílcar, el general romano tiene liderazgo 4 y radio de influencia de 2. Puede elegir su ejército.

PUNTOS: El cartaginés dispondrá de 1000 puntos de ejército, y además todas las unidades se considerarán élites (utilizar la ficha correspondiente), es decir, podrán cambiar el evento aleatorio en los combates e incluso utilizar 2 eventos en vez de uno de su mano. El romano comienza con 900 puntos. Las unidades que huyen se consideran como destruidas.

DESPLIEGUE: El romano empieza en mitad del espacio de batalla, a 20 cm de la la línea de posible despliegue del cartaginés (por los 4 puntos cardinales). Primero coloca el romano todas sus unidades boca abajo. Después el cartaginés coloca todo su ejército mostrando cada unidad, y en cualquier posición con respecto al romano, a un mínimo de 20 cm sus enemigos.

TURNOS: empieza jugando el cartaginés. A partir del segundo turno, cuando le toque al jugador romano, y antes de terminar su turno, el romano tirará 3 dados, el resultado lo multiplica por 10 y ese será el número de puntos que podrá desplegar en el lado que decida de la zona donde se desplegó el ejército cartaginés, aunque no podrá situarlo más cerca que 10 cm de otra unidad púnica, salvo que no haya espacio. Es decir, a partir del segundo turno romano, dispondrá de una unidad adicional que irá en auxilio de su general.

 

II GUERRAS PÚNICAS

1. Aníbal desde los Alpes a Zama

En este apartado te proponemos un ejemplo de campaña, anidando diferentes escenarios de batallas hasta la final entre 2 grandes estrategas de la historia antigua: Aníbal Barca y Publio Cornelio Escipión.

Siguiendo las indicaciones de cada escenario, se utilizarán las fichas de generales indicados, y el número de puntos para tropas que se pacte previamente antes de comenzar la campaña. Las unidades que asciendan a veteranas y élites, unidades con héroe, se mantendrán para los siguientes escenarios. Además el vencedor de cada batalla podrá ascender 2 unidades normales a veteranas, o de veteranas a élites a su elección.

 

 

 

2. Batalla del Tesino

Publio Cornelio Escipión (el padre del Africano, que venció finalmente a Aníbal en Zama), que en aquel momento era cónsul y dirigía las fuerzas romanas destinadas a interceptar a Aníbal, no esperaba que cruzara los Alpes, y esperaba enfrentarse a él en la península ibérica. Finalmente se encontraron junto al río Tesino.

Realmente fue una simple escaramuza entre ambas caballerías pero que fue una victoria de Aníbal determinante para que los galos se unieran a él. Aníbal utilizó a los 6.000 jinetes aproximadamente que le quedaban tras cruzar los alpes, mientras que Escipión empleó a toda su caballería y a los vélites con sus jabalinas.

Las caballerías más pesadas se encontraron en el centro, y los cartagineses reservaron a su caballería ligera númida en los flancos, que se lanzaron a la carga poco después encontrándose con los vélites, la cual se derrumbó y les permitió rodear a los romanos. Escipión resultó herido en la batalla pero fue rescatado por su joven hijo, llamado igual y que vencería a Aníbal muchos años después.

 

Disposición: normal, cada bando en un extremo. Se podrá elegir una batalla de 500 a 1500 puntos. En ambos casos se utilizan las fichas especiales de general de Aníbal y Publio.

Cartagineses: todas sus unidades deben ser caballería, incluida caballería númida.

Romanos: puede elegir únicamente vélites y hastati (infantería ligera) y caballería.

 

 

 

 

3. Batalla de Trebia

Antes de que la noticia de la derrota del Ticinollegara a Roma, el Senado ordenó al cónsul Tiberio Sempronio Longo traer sus tropas de Sicilia, para reunirse con Escipión y enfrentarse a Aníbal. Aunque no constituía más que una victoria menor, el resultado del encuentro junto al Ticino incitó a los galos y a los ligures a unirse a los cartagineses, lo que aumentó el tamaño del ejército púnico a 40.000 hombres, de los cuales 14.000 eran galos. Publio Cornelio Escipión (padre), gravemente herido y ante la deserción de algunos de los galos que alistaban junto a los romanos, se retiró a las tierras altas junto al río Trebia para establecer un nuevo campamento, y salvaguardar de este modo su ejército. Allí esperó la llegada del ejército consular de Tiberio Sempronio Longo, que había partido de Sicilia para reforzar a su colega.

Disposición de las tropas:

Normal, cada bando en un lado del campo de batalla, comienza el romano. El cartaginés puede colocar, a partir del turno 2 y antes de mover, 2 unidades que guardaba ocultas (que no pueden ser elefantes), en cualquier parte de la batalla a una distancia superior de 4 U.D. (unidades de distancia) del enemigo más cercano. Mientras tanto dichas unidades no pueden ser atacadas, están ocultas. Sólo se muestran en ese momento y el enemigo no sabe previamente donde están.

Cartagineses: pueden utilizar hasta la mitad de sus unidades de elefantes y caballería. El resto las unidades pueden ser las que desee incluyendo mercenarios, como honderos baleares. Puede utilizar 2 unidades ocultas como se indica anteriormente. Utilizan la ficha de general Aníbal.

Romanos: pueden utilizar un 10% más de puntos para su ejército. Utilizan la ficha de general normal. Sólo un tercio de sus unidades pueden ser caballería, y no puede utilizar mercenarios.

 

 

 

 

 

4. Batalla del Lago Transimeno

Primavera 217 a.C. Aníbal vs Flaminio. Tras las victorias del Tesino y del Trebia, los cartagineses se retiraron a Bolonia, para después continuar su marcha sobre Roma. Después de haber asegurado su posición en el Norte de Italia gracias a sus victorias, Aníbal trasladó sus cuarteles de invierno al territorio de los galos, cuyo apoyo parecía estar disminuyendo. En la primavera del 217 a. C., el general cartaginés decidió establecer una base de operaciones más segura, situada al sur. Pensando que Aníbal estaba decidido a seguir avanzando sobre Roma, Cneo Servilio Gémino y Cayo Flaminio Nepote, los nuevos cónsules, movilizaron a sus ejércitos a fin de bloquear las rutas del este y del oeste, las cuales podían ser tomadas por Aníbal para marchar sobre Roma. Pero contra todo pronóstico atravesó los Apeninos y el Arno, presuntamente invadeable, sin oposición. Finalmente, tras varias maniobras Aníbal sorprendió a Flaminio en un desfiladero en la ribera del Lago Trasimeno. En la batalla que se produjo, Aníbal destruyó completamente su ejército entre la colinas y la orilla del lago. 15.000 romanos murieron y 10.000 más fueron apresados.

Disposición de las tropas:

Se trata de una emboscada, todas las unidades romanas se colocan en un extremo de la mesa, y pegados a su lado derecha con un margen de 10cm. Más allá no podrá pasar dado que está el lago. Todas las unidades se sitúan en actitud de marcha desde su lado del campo de batalla hasta 20 cm del otro extremo (donde está el enemigo), en 2 columnas o en una. Los cartagineses pueden colocar sus tropas en su extremo de la mesa y en el flanco izquierdo a 20cm de todo el recorrido de marcha de los romanos (a 4 U.D. de carga, es decir 20cm). Los cartagineses mueven primero.
Cartagineses: pueden elegir todo tipo de tropa salvo elefantes. Utilizan la ficha de general de Aníbal.
Romanos: pueden elegir todo tipo de unidades salvo mercenarios. Tienen un 20% más de puntos (puede adaptarse dependiendo del nivel de cada jugador). Su objetivo es ganar la batalla o bien atravesar las líneas frontales cartaginesas con más del 50% de sus unidades. Utilizan la ficha de general normal.

5. Batalla de Zama

Esta batalla supuso la primera derrota de Aníbal Barca a favor de Publio Cornelio Escipión, y supuso el final de la segunda guerra púnica tras la aceptación de las condiciones de paz impuestas por Roma.

Cartago: según diversas fuentes los Cartagineses juntaron 80 elefantes de batalla al frente, 12.000 infantes mercenarios (ligures, galos, mauritanos y baleares), una segunda fila con 10.000 ciudadanos cartagineses y 4.000 macedonios y finalmente una tercera línea de unos 15.000 veteranos infantes de Aníbal que procedían de su ejército en Italia. En ambos flancos situaron a la caballería númida (unos 2.000) y caballería cartaginesa (unos 4.000).
Roma: los romanos situaron su infantería también en tres líneas. Los asteros (o hastati) en primer lugar, después los príncipes y finalmente los veteranos triarios, unos 30.000 infantes en total. En un flanco situó cerca de 8.000 soldados de la caballería númida y en el otro unos 6.000 de caballería romana.
Los romanos deberán elegir al menos que dos tercios sean infantería de triarios, hastati y príncipes. El resto caballería y una unidad de arqueros si lo desea. No puede seleccionar mercenarios salvo caballería númida.

Disposición de las tropas:

Los cartagineses deberán elegir su ejército combinando las tropas indicadas, como mucho un 10% de unidades de proyectiles, como arqueros u honderos. Debe elegir al menos 2 unidades de elefantes, una décima parte aproximadamente de caballería y el resto infantería de unidades cartaginesas y mercenarias.

Las tropas se situarán como una partida normal, cada bando a un lado opuesto de la mesa de juego. El número de puntos a jugar recomendable sería mínimo de 1000 puntos. Esta partida puede ser muy interesante para jugar 4 jugadores. Los generales protagonistas Aníbal y Escipión dirigirían el cuerpo principal con la infantería y el general de apoyo dirigiendo las monturas (Asdrúbal en el bando cartaginés y Lelio en el romano).

En el bando romano resultará especialmente útil utilizar la carta de orden “Estampida” contra los elefantes cartagineses, además de tratar de flanquearlos siempre que sea posible.

6. Batalla de Cannas

Esta batalla puede jugarse con 2, 3 o 4 jugadores. En el caso de 2 o 3 jugadores se ajustaría igualmente el número de generales.

Desde que tomaron el mando los dos cónsules romanos, decidieron alternar diariamente el mando del ejército. Varrón, comandante de las fuerzas ese día, estaba decidido a vencer a Aníbal. A la cabeza de 50.000 hombres, el general cartaginés se aprovechó del ímpetu de los romanos, y lo condujo a una trampa en la que aniquiló a su ejército. Aníbal envolvió a los romanos, reduciendo el área del campo de batalla y eliminando así su ventaja numérica. Colocó el centro de su infantería hispana y gala en un semicírculo convexo, poniendo en las alas a su infantería africana más fuerte. Contigua a ésta puso en su flanco izquierdo junto al río Ofantoa 6.000 jinetes de la caballería pesada hispano-gala bajo mando de Asdrúbal y en el derecho a unos 4.000 jinetes númidas mandados por Maharbal. En el ala derecha romana se situaron los 2.000 jinetes de la caballería romana bajo mando de Emilio Paulo y en la izquierda los 4.500 de la itálica bajo mando de Varrón.
La batalla finalizó con la casi completa aniquilación del ejército romano.

Disposición de las tropas:

Se recomienda jugar esta batalla con el máximo de puntos posible.

Cartagineses: cuentan con la ficha de general Aníbal. La cuarta parte de sus tropas pueden ser caballería. No pueden utilizar elefantes. Pueden utilizar mercenarios.
Romanos: disponen de un 20% más de puntos y el general normal. Sólo la quinta parte de sus tropas pueden ser caballería. Los romanos no pueden utilizar mercenarios.

7. Batalla de Baecula

A comienzos de 208 a. C., Escipión marchó contra Asdrúbal Barca (hermano de Aníbal), para enfrentarse a su ejército antes de que llegasen refuerzos cartagineses. Aprovechando que los tres ejércitos de Cartago en la Península Ibérica se encontraban separados.

Tras conocer el acercamiento de los romanos, Asdrúbal trasladó su campamento a una posición muy sólida para su defensa, en lo alto de una meseta escarpada en el sur de Baecula, protegida por valles en los flancos y el río en el frente y la retaguardia. Además, la meseta estaba formada por dos escalones, y Asdrúbal colocó sus tropas ligeras en el inferior y a su campamento principal en la parte más alta.

La Batalla

Las tropas ligeras romanas avanzaron contra su contrapartida cartaginesa. A pesar del desnivel y de la lluvia de proyectiles, los romanos no tuvieron demasiadas dificultades para conseguir hacer retroceder a las tropas ligeras cartaginesas una vez que lograron entablar un combate cuerpo a cuerpo.

Tras reforzar a su fuerza principal, Escipión hizo desplegar un ataque en forma de tenaza contra los flancos del campamento principal cartaginés. Para ello, ordenó a Cayo Lelio que dirigiese a la mitad de la infantería pesada hacia la derecha de la posición enemiga, mientras que él mismo dirigía el ataque sobre la izquierda.

Como consecuencia Escipión conquistó el campamento cartaginés y Asdrúbal se batió en retirada

Despliegue: Partida a 1500 – 2000 puntos. Se utilizarán generales estándar. Esta batalla es interesante para jugar con 4 o 3 jugadores, utilizando la ficha de Aníbal representando a Asdrúbal.

Roma: Puede elegir cualquier unidad de entre las tropas romanas, debiendo haber al menos infantería ligera, pesada y caballería

Cartago: Puede elegir cualquier unidad de entre sus tropas e infantería ligera íbera. No puede haber más de 1 unidad de elefantes. Debe jugar al menos con infantería ligera, pesada y arqueros

8. Batalla de Dertosa

A comienzos del año 215 a. C. los romanos habían cruzado el río Ebro y habían comenzado el asedio de una pequeña ciudad aliada de Cartago llamada Ibera. Asdrúbal, dejando a Himilcón al mando en Cartagena, marchó al norte con su ejército de tierra y llegó al Ebro. Sin embargo, optó por asediar una ciudad aliada con los romanos llamada Dertosa.

Los Escipiones levantaron el asedio y se dirigieron a enfrentarse con los cartagineses de Asdrúbal. Con ello, el general cartaginés logró la iniciativa estratégica, y habían ayudado a sus aliados provocando el levantamiento del sitio romano a la vez que elegían el lugar en el que iba a tener lugar la batalla.

Los ejércitos acamparon en una planicie ubicada entre Ibera y Dertosa y, tras unos 5 días de hostigamiento entre los dos ejércitos, los generales desplegaron sus tropas para la batalla.

El combate

Las legiones romanas hicieron retroceder a la infantería hispana mientras la caballería romana rechazaba la carga de los elefantes y mantenía un combate parejo con la caballería cartaginesa. Por su parte los lanceros libios no consiguieron flanquear a la infantería romana como en otras ocasiones. La fuerte presión de la infantería romana sobre la hispana acabó decantando la batalla del lado romano

Despliegue: Batalla a 1000-2000 puntos. Ambos bandos utilizarán generales estándar

Cartagineses: Elegirán sus tropas entre lanceros libios, caballería (númidahispanapúnica), honderos balearesinfantes íberos

 

 

Compartir
Share