En el despliegue, cada jugador recibe las unidades iniciales que aparecen en su tablero. Posteriormente al inicio de cada turno se reciben refuerzos. Guerra Fronteriza: «Refuerzos»

«Más vale una pinta de sudor, que un galón de sangre. Las guerras pueden ser peleadas con las armas, pero son ganadas por los hombres. Es el espíritu del hombre liderado y el espíritu del líder lo que lleva a la victoria.»

George S. Patton

En el despliegue, salvo que el escenario indique lo contrario, cada jugador recibe las unidades iniciales que aparecen en su tablero de facción.

Posteriormente al inicio de cada turno se reciben refuerzos. ¿Cómo y dónde se refuerza? Ese es el propósito de este artículo.

Los jugadores refuerzan en sus edificios. Todos empiezan con un Cuartel General, que permite traer al mapa, una vez por turno, una figura de cualquier tipo: Infantería, tanques, aviación o artillería.

Cada jugador tendrá además dos fichas de Campamento y una de Fábrica, pero deberá construirlas y ser operativas para que puedan producir refuerzos.

Para poner uno de nuestros edificios en el mapa, durante nuestro turno, declararemos que vamos a construir, en una casilla en la que tengamos al menos una unidad de infantería, que desaparecerá y se intercambiará por el edificio en cuestión.

A partir del siguiente turno, nuestro Campamento o Fábrica generará una nueva unidad al principio del turno en esa loseta, siempre que tengamos al menos una unidad de infantería para que sea operativa o activa, pues salvo el Cuartel General, nuestros edificios necesitarán una figura de infantería para generar los refuerzos.

Al principio del turno, generaremos una unidad en cada edificio que tengamos: de cualquier tipo en el Cuartel General (sin necesidad de que haya infantería presente), una figura de infantería en los Campamentos y una figura de tanque, avión o artillería en las casillas de Fábrica.

Un edificio que quede sin defensores en un conflicto, resulta destruido, pero otro jugador, pagando el coste de una unidad de infantería, puede reconstruirlo y obtener refuerzos en él. ¡Cuidado! no dejes sin defensas tus construcciones.

Aparte de generar nuevas unidades, los edificios generan Puntos de Victoria y Méritos, por lo que son claves para conseguir la victoria.

Así que recuerda: Tus instalaciones serán vitales para ganar en Guerra Fronteriza, deberás construirlas y defenderlas, pues si te arrebatan su control… ¡fabricarán unidades para el enemigo!

Compartir

No hay comentarios

Escribe el primer comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.