Guerra Fronteriza utiliza cartas, tres mazos distintos para introducir un factor de incertidumbre, tanto en los combates, como en el momento final de la partida. Las cartas en Guerra Fronteriza

«El pesimismo jamás ganó una batalla»
Dwight D. Eisenhower

Guerra Fronteriza utiliza cartas, pero no es un juego dirigido por cartas o CDG, en el sentido habitual del término. Utiliza tres mazos de cartas distintos para introducir un factor de incertidumbre, tanto en los combates, como en el momento final de la partida.

Al inicio del turno, los jugadores robarán cartas, al menos una, más otra por cada loseta de ciudad que controlen y no esté disputada o en frontera.

Los tres mazos de cartas en Guerra Fronteriza comparten el mismo dorso, pues ¡no querrás que tus rivales sepas el tipo de cartas de tu mano!

Las cartas de órdenes de ataque, se podrán utilizar solo en los combates que inicies tú y te aportarán ventajas decisivas en ellos para sorprender a tus rivales.

El juego estará en inglés y en castellano

Las órdenes de defensa se emplearán para mejorar las posibilidades de supervivencia de nuestro ejército, causar bajas adicionales al atacante e incluso retirarnos interrumpiendo el combate. Podrás utilizar una por cada ataque que recibas.

El juego estará en inglés y en castellano

Respecto al tercer tipo, las órdenes tácticas, te servirán en el mapa de juego para trasladar tus unidades, realizar un desembarco anfibio, negar al enemigo el uso de su aviación o sembrar de minas una loseta.

El juego estará en inglés y en castellano

Además de su uso directo, las cartas de órdenes juegan otro papel importante en las partidas de Guerra Fronteriza, pues además de finalizar al alcanzar un número de puntos una de las facciones, la partida terminará cuando uno de los jugadores consiga investigar «el arma definitiva».

Esta investigación se hará reservando cartas bajo tu tablero de facción, de manera secreta. Cada una de ellas añadirá puntos al progreso hasta llegar a un total de 15 (salvo que el escenario indique otra cantidad). En ese momento, tu facción dispondrá de tal ventaja en la carrera armamentística que ha ganado la guerra.


Aunque parezca la forma más rápida de ganar la partida y sin necesidad de enfrentarte a los otros jugadores, nada es fácil en la guerra. Sólo podrás acumular tantas cartas como méritos hayas ganado y éstos se consiguen construyendo edificios y ganando conflictos.

Y recuerda siempre la frase del arte de la guerra: «Lo que los antiguos llaman un luchador astuto es aquel que no solo gana, sino que resalta por ganar con sencillez»

Compartir

No hay comentarios

Escribe el primer comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.