Te detallamos las facciones que encontrarás en el juego ONUS! Traianus. Te recordamos que puedes conseguir las camisetas de estas facciones en esta página... Facciones en «ONUS! Traianus» y ¡camisetas!

Estamos encantados de la acogida que habéis dado en el proyecto de camisetas de estas facciones de Traianus en esta página de Kickstarter y queríamos daros las gracias.

¡MUCHAS GRACIAS!

Recordaos que en el Pledge Manager (en Septiembre) podréis elegir la talla de cada camiseta que compréis. Por ejemplo, si has comprado 2 camisetas del imperio romano, en el PM podrás elegir que cada una de ellas tenga una talla diferente.

Dejadnos vuestras opiniones en los comentarios de esta actualización.

De nuevo, muchas gracias por participar en nuestro proyecto.

Te detallamos las facciones que encontrarás en el juego ONUS! Traianus. Te recordamos que puedes conseguir las camisetas de estas facciones en esta página de Kickstarter.

Roma:

Durante el reinado de Trajano (98-117 d.C.) el Imperio romano alcanzó su máxima expansión territorial. Tras destruir y conquistar el reino dacio en dos conflictos sucesivos (101-106 d.C.), superando en el proceso uno de los mayores desafíos geopolíticos afrontados por el poder romano en Europa, el emperador puso su mirada en Oriente, secretamente dispuesto a seguir las huellas de Alejandro Magno. La anexión pacífica del reino vasallo de los nabateos (106 d.C.) precedió al inicio de la invasión del Imperio parto. Sin embargo, el sueño alejandrino de Trajano nunca llegaría a cumplirse, sofocado por el peso de la realidad de un conflicto estancado, inabarcable y contraproducente. Más realista que su predecesor, el nuevo emperador, Adriano (117-138 d.C.) zanjó la guerra con los partos, consolidando los logros de Trajano en otras partes del Imperio hasta llevar a Roma a una de las cumbres de su poder.

Celtas:

Acorralados en el Norte de Britania y en Irlanda, en tiempos de Trajano los celtas habían estado muy cerca de desaparecer bajo la sombra del águila romana: en la segunda mitad del siglo I d.C., el legado de Britania Julio Agrícola casi llegó a someter la totalidad de la isla, habiendo proyectado muy seriamente, incluso, trasladar las operaciones a la propia Irlanda. Solo el estallido de la guerra contra los dacios en Europa, en 85 d.C., evitaron que se cumplieran sus ambiciosos designios. En 117 d.C., con el emperador Trajano en su lecho de muerte y las legiones romanas desbordadas por la guerra pártica y las revueltas internas, los celtas de Britania intentaron sacudirse el yugo romano, en vano: el emperador Adriano no tardó en restaurar el orden, imponiendo un nuevo statu quo explícitamente materializado en el muro que, cruzando de punta a punta la isla, llevaría su nombre para siempre.

Dacia:

A finales del siglo I d.C. el Estado dacio, liderado primero por el ambicioso rey Diurpaneo (69-87 d.C.) y posteriormente por el astuto Decébalo (87-106 d.C.), extendía su poder e influencia por la mayor parte de la Europa central y oriental al Norte del Danubio, proyectando extender sus dominios, junto a los de sus aliados, al Sur, hacia las provincias romanas. Aunque a punto estuvo de culminar con éxito, estas ambiciones no tardaron en llevar a Dacia a la guerra con el Imperio romano, hasta desencadenar una secuencia de conflictos que terminarían con su derrota total, destrucción y conquista por parte de Roma durante las guerras dácicas de Trajano (101-106 d.C.), cambiando para siempre el futuro desarrollo histórico de Europa.

Germanos:

Aunque en la sangrienta jornada del bosque de Teutoburgo (9 d.C.) consiguieron esquivar su sometimiento directo como súbditos de los césares romanos, muchas tribus, federaciones y reinos germánicos se convirtieron en clientes del Imperio a lo largo del s. I d.C., con mejor o peor fortuna. La consolidación del poder dacio al Este y la expansión de su influencia sobre Europa impulsaría a muchos pueblos germánicos a apartarse de Roma en favor de una mucho más favorable alianza con los reyes dacios. Estos procesos les llevarían a desempeñar un papel muy protagonista en las guerras dácicas libradas por los emperadores Domiciano y Trajano entre 85 y 106 d.C. La derrota dácica acabaría devolviendo a la órbita romana a todas aquellas tribus que trataron de abandonarla, aunque también sembró las semillas de conflictos aún más sangrientos por venir.

Partia:

Sacudido por una nueva guerra civil entre dos soberanos rivales, a comienzos del s. II d.C. el Imperio parto todavía era una sólida superpotencia oriental capaz de defenderse de cualquier amenaza externa. Durante la invasión romana liderada por el emperador Trajano en 114-117 d.C. quedó claro que Roma jamás podría extender su poder más allá de las fértiles riberas de Mesopotamia. La agresión externa y el peligro que esta representaba impulsó a las facciones partas rivales a enterrar el hacha de guerra y a unir sus fuerzas contra el invasor con apabullante determinación. En 117 d.C., el rey Cosroes I consiguió del emperador Adriano una paz blanca y la restitución del statu quo de pre-guerra, poniendo a salvo al Imperio parto durante un siglo más.

Sármatas:

Las poderosas tribus sármatas fueron las señoras indiscutibles de las estepas euroasiáticas durante los siglos I y II d.C. Unas, como los aorsos y la futura confederación de los alanos, sellaron alianzas en términos de igualdad con Roma, ayudando a esta a extender su influencia en el Mar Negro a cambio de poder, libertad de acción y respaldo. Otras, como los roxolanos, en cambio se enfrentaron al poder del Imperio e, incluso, cerraron filas con el Estado dacio, sumando su espada a las guerras dácicas de Domiciano y Trajano. Reyes sármatas como Susago e Inismeo extenderían su cetro sobre ciudades griegas del Mar Negro y, junto al rey dacio Decébalo, tratarían de expulsar al poder romano de la región. Su derrota a manos de las legiones no resultó sencilla, ganándose con el poder devastador de su caballería catafracta un lugar de honor en la Historia.

Y aquí tienes las camisetas de cada facción, disponibles en Kickstarter.

Compartir

No hay comentarios

Escribe el primer comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.