• -5%
  • Nuevo
search

Revista El Desastre de Annual (DFC30)

6,73 €
6,39 € 5% de descuento

Número 30 de la revista Desperta Ferro contemporánea.

El desastre de Annual fue una grave derrota militar española en la guerra del Rif y una importante victoria para los rebeldes rifeños comandados por Abd el-Krim. Se produjo entre el 22 de julio y el 9 de agosto de 1921, cerca de la localidad marroquí de Annual, situada entre Melilla y la bahía de Alhucemas.

Descuentos por volumen

Cantidad Descuento unitario Usted ahorra
2 5% 0,64 €
Cantidad
Últimas unidades en stock

>Regístrate y ganarás 6 puntos/0,60 € Regístrate y ganarás 6 puntos/0,60 € (Cada 1,00 € gastado = 1 punto, 1 punto = 0,10 € de descuento)
Tu carrito sumará 6 puntos que se pueden convertir en un cupón de 0,60 €.
El Ejército español en África por Francisco Escribano Bernal (Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza)
En la abundante bibliografía sobre el desastre de Annual suele personalizarse la culpa en la actuación de Manuel Fernández Silvestre, comandante general de Melilla pero, en realidad, lo que falló en aquellos días de julio fue todo un sistema establecido a lo largo de diez años por decisiones políticas y militares que crearon una estructura y unos procedimientos disfuncionales, poco apropiados para las características del conflicto. 
La ofensiva de Fernández Silvestre por Roberto Muñoz Bolaños (Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado (UNED))
El 22 de febrero, Fernández Silvestre recibió la visita de Berenguer, y ambos establecieron el plan general a desarrollar en la zona oriental del protectorado, idéntico al que con anterioridad había preparado Gómez Jordana. El objetivo final, según los historiadores del SHM, era “descarnar y aislar a Beni Urriaguel”. La primera fase de este plan, partía de la ocupación de Dar Drius, situado en la cabila de Metalsa, al otro lado del Kert. 
El sistema de blocaos por Ángel J. Sáez Rodríguez
El árido y quebrado territorio del Rif, bajo control teórico de la Comandancia General de Melilla, carecía, a principios del siglo XX, de una mínima red de carreteras y ferrocarriles, o de una trama urbana, ni siquiera incipiente. En consecuencia, el despliegue del ejército colonial español hubo de apoyarse en un sistema de fortificaciones sumamente precario, basado en acuartelamientos urbanos y fuertes –construcciones estables de mampostería–, y en campamentos y posiciones –emplazamientos al aire libre, someramente protegidos.
La noche triste, decisión y derrumbe por Julio Albi de la Cuesta
Al poco, sobre el campamento consternado, estremecido por los aullidos de los que han perdido la razón, cae la noche aciaga. El escenario central del drama que empieza entonces será la tienda de Fernández Silvestre. En ella se celebrarán dos reuniones sucesivas: una, a medianoche del propio día 21; la otra, la mañana del 22. Una hoja de papel suelta que conservan los archivos indica los asistentes a las “juntas de jefes en Annual”, aunque en realidad no todos estuvieron en ambas.
Morir en Monte Arruit. El fin de las tropas de Fernández Silvestre por Luis Miguel Francisco
La columna al mando del general Navarro no llega a Monte Arruit hasta la noche del 29 de julio de 1921. Ha pasado una semana desde la retirada de Annual y sus tropas, formadas por restos de todas las unidades, han vivido mucho: el propio Annual, el repliegue de Drius, las cargas de Igan, la defensa de Batel y Tistutin. El resumen se puede cuantificar en muertos, miles de muertos españoles; pero también con una esperanza: defenderse y encontrar el socorro en Monte Arruit. 
Cautivos españoles en el Rif por Daniel Macías Fernández (Universidad de Cantabria)
Nadie esperaba que nativos “atrasados” fuesen capaces de noquear a una potencia europea –aunque fuese de segundo orden–. La cantidad de españoles muertos, que algunos llegaron a cifrar en catorce mil, el trato a los cadáveres en el campo de batalla –o durante la desbandada–, el derrumbe de todas las líneas metropolitanas y la enorme cantidad de prisioneros caídos en manos de los “rebeldes”, impactaron a la opinión pública nacional e internacional. 
Ecos del desastre en España por María Gajate Bajo (Universidad de Salamanca)
El derrumbamiento de la Comandancia General de Melilla, en julio de 1921, es una de las más amargas catástrofes bélicas de la historia de España y, aunque no condujo directamente al golpe de Estado de Primo de Rivera, allanó ese camino porque era una losa demasiado pesada para un régimen ya asfixiado. Las primeras noticias sobre el Desastre –con mayúsculas iguales que las empleadas para 1898– se propagaron como la pólvora por toda la geografía peninsular, produciendo una auténtica conmoción nacional. 
DFC030

Ficha técnica

Idioma
Español