Por fin he jugado mi primera partida a “Stalingrad: Inferno on the Volga” (edición Kickstarter), de la editorial VentoNuovo. La he jugado en solitario... Partida de Stalingrad

Saludos a todos

Por fin he jugado mi primera partida a “Stalingrad: Inferno on the Volga” (edición Kickstarter), de la editorial VentoNuovo. La he jugado en solitario con los alemanes, aunque me ayudaba mi hijo de 10 años. El juego permite otras opciones como 2 jugadores alemanes contra los rusos (IA), jugador alemán contra ruso o 2 jugadores alemanes contra jugador ruso.

Tengo que reconocer que me ha gustado muchísimo más de lo que esperaba. Se nota que el juego está enfocado principalmente para jugar en solitario. Os relato a nivel general como fue la partida, que aunque perdimos por ser novatos, nos lo pasamos genial.

Tras pegar las pegatinas en los bloques, el aspecto queda muy bien. Los bloques de madera son grandes y gruesos y se utiliza la simbología de la OTAN como es habitual en muchos Wargames. En esta foto podéis ver los bloques en detalle y las bolsas para introducir las reservas rusas.

Aquí podéis ver el tablero preparado para comenzar la batalla. Falta desplegar parte de las unidades alemanas para comenzar el turno. En el cuadrante inferior derecho se pueden ver los refuerzos alemanes que nos irán llegando. Parece un trabajo fácil ocupar los 6 puntos de refuerzo rusos, marcados en rojo, pegados a la orilla occidental del río Volga (la parte izquierda del tablero es el norte).

Inicialmente al norte contamos con 5 unidades alemanas. La escala de los bloques varía entre regimientos y batallones. Los puntos de la parte superior indican la Fuerza de combate (entre 1 y 4) y la Potencia. La Fuerza indica los dados de 6 caras que tiraremos, la Potencia lo que necesitamos para impactar, variando entre negro para un 6, blanco para 5-6 y rojo para 4-5-6 (normalmente blindados).

Cada casilla hexagonal equivale a unos 330 metros (escala 1:33.000) y el mapa se ve sensacional, un trabajo impresionante basado en fotos aéreas de los alemanes días antes del ataque.

Se llegaron a desplegar varios personajes y generales importantes por ambos bandos, lo que implica que se aplican sus reglas permanentes.

Tras muchos turnos, al sur (derecha) conseguimos avanzar cómodamente y ocupar 2 de los 6 objetivos tras importantes victorias, pero parece que los rusos tienen bastantes tropas.

Sin embargo, al norte (izquierda) perdimos 5 unidades hasta conseguir ocupar el objetivo.

Pero ya SOLO queda una carta rusa, una vez robe esa carta el enemigo, habremos perdido sin conseguir nuestro objetivo: ocupar toda la orilla del Volga, ocupar los 6 puntos de refuerzo soviéticos o eliminar a todas las unidades enemigas.

Decidimos rendirnos…

Aquí podéis ver las tropas rusas tras terminar la partida, gran parte de la ciudad seguía en su poder, aunque el norte (derecha) con pocas unidades y débiles.

 

Me he quedado deseando jugar una nueva partida a Stalingrad, y probar la opción de 2 vs IA o de 1 vs 1. 🙂

Próximamente…

 

 

 

Compartir

No hay comentarios

Escribe el primer comentario