Cómo se juega En esta sección añadiremos material audiovisual mostrando las mecánicas del juego. Nínive. La batalla de Mosul

Nínive. La batalla de Mosul enfrenta bandos asimétricos con condiciones de victoria secretas elegidas por los jugadores. Para 2 jugadores… ¡También en solitario!

Un juego táctico/operacional totalmente en castellano que refleja la campaña del Gobierno iraquí para liberar la ciudad de Mosul de las fuerzas del Dáesh entre el 19 de febrero y el 9 de julio de 2017.

Una de las mayores y más difíciles operaciones urbanas tras la Segunda Guerra Mundial, que marcó una importante derrota para el Daesh y su autoproclamado «Estado Islámico».

El Dáesh llevaría a cabo su última resistencia en el densamente edificado casco antiguo, en la parte oeste de Mosul, dividido en las zonas representadas en el tablero de juego.

El ejército iraquí, fuerzas del Ministerio de Interior y el Servicio Antiterrorista de élite se enfrentarían a las fuerzas del Estado Islámico en una dura batalla representada en turnos de aproximadamente dos semanas de agotador combate.

El juego combina una complejidad moderada, siendo accesible para jugadores que se enfrenten por primera vez a un wargame, con un tratamiento rico y detallado de la batalla que te sumergirá en el conflicto sea cual sea tu experiencia en este tipo de juegos.

A diferencia de la mayoría de los juegos en los que hay una única medida para la victoria o la derrota, Nínive evalúa tres aspectos clave de la campaña: la velocidad a la que se completa la operación, las bajas sufridas por las fuerzas gubernamentales iraquíes y los daños colaterales causados a Mosul.

Estas condiciones de victoria son elegidas en secreto al principio de la partida por los jugadores, de manera que has de deducir en base a sus acciones cuál será la preferencia de tu rival, para negarle así la victoria.

Unidades y cartas

Cada unidad representa a un centenar de combatientes del Dáesh o a unidades del Ejército iraquí, el Ministerio del Interior y el Servicio Antiterrorista de élite, representados por bloques para mantener la incertidumbre y la «niebla de guerra».

Las cartas se utilizan para indicar los preparativos defensivos, el apoyo aéreo o de fuego indirecto, las armas especiales y otras capacidades diversas.

El juego combina un sistema de movimiento y combate sencillo e intuitivo, pero muy eficaz, con una serie de elementos de juego innovadores:

Antes de que comience la operación, los jugadores eligen una serie de cartas de capacidad especial, que reflejan su planificación y preparativos para esta batalla. ¿Deben las fuerzas gubernamentales iraquíes solicitar apoyo aéreo y de artillería, o esto podría causar una destrucción excesiva en la segunda ciudad más grande de Irak? ¿Tal vez solicitar fuerzas terrestres adicionales o invertir en un mejor adiestramiento de las que ya tienen? Y las milicias chiíes voluntarias de las Fuerzas de Movilización Popular, ¿se utilizarán en esta ciudad mayoritariamente suní?

¿Invertirá el Dáesh en más artefactos explosivos improvisados y de mayor tamaño? ¿Posicionará talleres de bombas y depósitos de armas, o tal vez un centro de medios de comunicación para publicitar sus logros? ¿Qué sorpresas podrían tener preparadas: drones de fabricación casera, armas químicas rudimentarias o una red de túneles bajo la ciudad? No habrá dos partidas iguales.

Durante cada turno, las cartas de evento pueden ser activadas en cualquier momento por cualquiera de los jugadores. Algunas de ellas indican los crecientes daños colaterales causados a la ciudad y sus habitantes. Otras generan situaciones tácticas. Las tropas pueden perderse en el laberinto de callejuelas, las comunicaciones pueden fallar y los comandantes pueden enfrentarse a difíciles decisiones morales y operativas.

Juego en solitario

En este modo de juego, el Dáesh es controlado por el juego, mientras que el jugador controla las fuerzas de seguridad iraquíes.

Se utiliza un mazo de cartas, del Consejo Militar, para tomar algunas decisiones del jugador Dáesh.

El despliegue se hace a ciegas y aleatoriamente, aprovechando el sistema de bloques, por lo que, aunque conozcamos las fuerzas a las que nos enfrentamos, ¡no conoceremos su ubicación!

La prioridad operacional para la victoria del bot también permanece oculta hasta el final de la partida.

Y si el desafío que te plantea el juego te parece poco, puedes ajustar su nivel de dificultad, hasta 3 grados más de dificultad.

Cómo se juega

En esta sección añadiremos material audiovisual mostrando las mecánicas del juego.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Componentes

  • Cartas:

    • 3 Cartas de prioridad Daesh
    • 20 Cartas del Consejo Militar
    • 7 Cartas de unidades principales Daesh
    • 7 Cartas de unidades adicionales Daesh
    • 18 Cartas de capacidad Daesh
    • 3 Cartas de prioridad FSI
    • 5 Cartas de unidades principales FSI
    • 3 Cartas de unidades adicionales FSI
    • 25  Cartas de capacidad FSI
    • 71 Cartas de evento
  • Marcadores:

    • Disrupción, daño colateral, llamada a la Jihad, bajas, tiempo, suministros Daesh, túneles, etc.
  • 35 Bloques de las Fuerzas de Seguridad Iraquí

    • 3 Divisiones de infantería (1ª, 15ª y 16ª)
    • 6 9ª División acorazada
    • 4 Policía federal
    • 4 División de respuesta a emergencias
    • 8 Servicio de contraterrorismo
    • 4 Fuerzas de movilización populares
    • 3 Cuarteles generales
    • 3 Órdenes del Cuartel general
  • 57 Bloques Daesh

    • 2 Depósitos de armas
    • 5 Veteranos
    • 1 Líder Daesh
    • 1 Orden para el líder
    • 4 Artefactos explosivos improvisados
    • 12 Milicias
    • 1 Mortero
    • 2 Fuerzas de retaguardia
    • 6 Artefactos explosivos improvisados adicionales
    • 7 Ashbal
    • 1 Centro mediático
    • 9 Rumores
    • 2 Escudos humanos
    • 2 Talleres de artefactos explosivos improvisados
    • 2 Vehículos técnicos
Compartir